Empezar a entrenar

30.12.2011 12:27

¿Quieres ponerte en forma pero no sabes cómo? ¿Quieres entrenar pero no sabes muy bien que hacer? A continuación te damos unos consejos muy útiles sobre cómo empezar.

Trabajo, estudios, niños…son elementos que hacen que muchas veces no tengamos tiempo para dedicarnos a nosotros mismos.
Una de las cosas a las que más atención hay que prestar es a nuestro cuerpo, porque sino tarde o temprano nos pasará factura. Para ello, no hace falta ir al gimnasio a diario. Simplemente, con sacar unos minutos diarios para hacer carrera continua, notarás una gran mejoría en tu condición física.

Primeras carreras

Empezaremos con una semana de trote suave alrededor de quince minutos, para ir semana a semana aumentando el tiempo y el ritmo paulatinamente. Cuando haya transcurrido alrededor de un mes, notarás que tu cuerpo responde mejor ante esfuerzos físicos que antes te costaba realizar.

Una vez que veamos que podemos aguantar 3 o 4 kilómetros a un ritmo considerable pasaremos a realizar fartleks. ¿Qué es un fartlek? Es, simplemente, un cambio de ritmo. Realizas carrera continua como cada vez que sales a correr pero incluyes pequeños cambios en la intensidad. En un principio, empieza con cambios leves de diez segundos y vete incrementando el tiempo hasta llegar al minuto.
Por último, pasaremos a realizar varias series de doscientos y cuatrocientos metros a un ochenta por ciento de nuestra capacidad. Con este entrenamiento conseguiremos mejorar nuestra resistencia anaeróbica.

Entrenamiento completo

Cuando hayamos realizado las tres modalidades de entrenamiento: carrera continua, fartlek y series, habremos realizado un entrenamiento completo y dispondremos de una buena forma física. A partir de ahí, solo queda que seas constante, que realices ejercicio a diario, eso sí, variando cada día los tipos de entrenamiento e incrementando su intensidad.

Con esto, habrás conseguido pasar de una actividad nula a estar en buena forma en menos tiempo del que hubieras creído necesario. Así que, no dudes, ponte manos a la obra y a correr. Repercutirá en tu día a día, perderás algo de peso y te sentirás de mejor humor.